FANDOM


Portadadientes.jpg


Se está realizando una investigación a largo plazo para comparar la osteología y odontología de hurones domésticos (Mustela putorius furo), turones europeos (M. putorius), hurones de estepa (M. eversmanii), hurones de pies negros (M. nigripes), hurones salvajes de Nueva Zelanda (M. furo), y todos los miembros del grupo turón, subgénero Putorius (Orden Carnivora; Familia Mustelidae).


Hay un número de patologías que están presentes en las arcadas dentales de los hurones domésticos, las cuales son menos frecuentes en animales no destinados a un entorno de cautividad, como pueden ser: lesiones accidentales, lesiones por masticación, el desgaste dietético y las enfermedades dentales.

El objetivo de esta investigación es documentar las diferencias entre animales salvajes y en cautiverio, tanto genéticas como del medio, con el fin de mejorar la cría de hurón.

Para identificar patologías dentales (sarro dental, reacción ósea, pérdida de hueso) en especímenes de esqueletos se usaron procedimientos arqueológicos estándar.

Los datos ambiguos fueron descartados, sólo la presencia o ausencia de una patológica particular fue lo que se observó: la posibilidad de daños, modificación o pérdida de patologías dentales.

Las muelas carniceras son decisivas en la modificación de alimentos destinados al consumo,y su desgaste puede ser interpretado como evidencia de abrasión en la dieta. En la mayoría de los casos, si los dientes de la mejilla se desgastan, al menos, cierto desgaste será evidente en las muelas carniceras.


Dientes11.jpg



Los Hurones domesticados o en cautiverio muestran un 90% de la patologías dentales aparentes en un grupo de 1.053 animales que muestran 1.717 patologías. La comparación de la dentición y las estructuras óseas asociadas, de hurones y turones, indicó que la mayoría de las patologías dentales en hurones domésticos podría atribuirse a uno o más de los siguientes factores:

- El desgaste de la superficie de los dientes debido a la masticación (desgaste dental)

- El desgaste abrasivo debido a sustancias en el medio ambiente que son ingeridas accidentalmente con los alimentos (abrasión dental)

- Gingivitis

- Enfermedad periodontal

- Abscesos

Cálculo Dental o Sarro

Dientes12.jpg
Sarro.jpg












El cálculo dental, o sarro, es un depósito duro en los dientes resultante de la mineralización de la placa. El sarro se ha visto que es insignificante en hurones y turones que consumen presas enteras, pero es significativo en aquellos que consumen pienso. Estos hallazgos son confirmados por este estudio, donde el 93,3% de los cálculos dentales se observaron en los hurones domésticos. Esto parece contradecir informes de otras especies en los que las formas cálculo de dental en los dientes de los carnívoros es independientemente de la dieta.

Aún así, una de las más profundas diferencias entre hurones domésticos y de sus contrapartes salvajes en el grupo turón es la dieta. En los Estados Unidos, la mayoría de los hurones domesticados son alimentados con una dieta a base de croquetas secas, mientras que turones salvajes y hurones asilvestrados consumen presas enteras.

La biomecánica de consumir toda una carcasa es muy diferente a la de romper un trozo de croqueta en pequeños fragmentos que se puedan tragar con seguridad. En la depredación y el consumo de presa entera, los caninos y molares son repetidamente empujados dentro de materiales que ceden, que incluyen el músculo, tejidos, tendones, ligamentos, tejido conectivo resistente, la piel y el pelaje. Estos tejidos envuelven al diente a nivel de la encía, se frota contra ellos, y actúa como una combinación de un cepillo de dientes y seda dental. Por el contrario, la forma y el tamaño de los dientes de la mandíbula del hurón los obliga a actuar como cinceles para fracturar la croqueta/galleta con un mínimo contacto con la corona del diente.

Hueso reactivo

Dientes13.jpg
Dientes14.jpg







Es hueso nuevo que se deposita sobre el viejo hueso como consecuencia de una acción de estimulación en el periostio, tales como inflamación, infección o daño mecánico. Cuando está presente la pérdida ósea y el cálculo dental, el hueso reactivo probablemente indica gingivitis, periodontitis u osteomielitis.

Hueso reactivo se encontró en el 71,1% de hurones domesticados en comparación con 6,0% en el grupo de turón. Esto apoya la hipótesis de que la gingivitis y la enfermedad periodontal son generalizadas entre los hurones domésticos.

La pérdida de hueso

Dientes15.jpg


Cuando se juntan el hueso reactivo y la presencia de cálculo dental para formar un patrón de patología, se convierte en una poderosa herramienta en el diagnóstico de una enfermedad periodontal.


Cuando se ve un esqueleto, la pérdida ósea no indica que el animal tuviera enfermedad periodontal en el momento de la muerte, sino que esa condición estuvo presente en algún momento durante su vida. La prevalencia de la pérdida de hueso en hurones domesticados se encontró que era del 62%, mientras que la pérdida de hueso en el grupo de los turones fue de sólo 7,9%.

Es importante destacar que, la pérdida de hueso en hurones tendía a extenderse a lo largo de varios dientes en la arcada, mientras que en los turones tendía a permanecer aislada en una pequeña área. Es probable que la participación de múltiples dientes indique enfermedad periodontal, mientras que una pequeña área aislada de pérdida ósea sugiere una infección o lesión presente, pero no enfermedad periodontal específicamente.

Abscesos en el Arcada Dental

Drenaje.jpg
Abscesodiente.jpg








Los abscesos generalmente no pueden ser evaluados en los restos óseos. Un absceso en el tejido blando puede que no deje un cambio identificable en la morfología de los huesos, y una infección grave sin un absceso podría tener patología ósea similar a un absceso activo.

Las características distintivas utilizadas aquí fueron la presencia de un trayecto fistuloso o cloaca, la destrucción ósea, y los cambios morfológicos como el crecimiento o burbujeo en la superficie cortical del hueso. Las lesiones periapicales y abscesos también se incluyen en esta categoría.

Según esta definición, algunos abscesos dentales califican como osteomielitis y son un potencial y letal problema debido a los peligros de producirse una bacteremia. Los abscesos en la arcada dental son normalmente el resultado de la enfermedad periodontal, pero otras lesiones de la encía o infecciones pueden ser el motivo de su formación. En este estudio, el alto índice de patologías dentales visto en turones de estepa (algunos individuos mostraron 5 o más condiciones patológicas) podría atribuirse a la presencia de fracturas faciales, la mayoría de las cuales tenían evidencia de abscesos. Esto probablemente distorsiona la incidencia de abscesos en el grupo turón (3% frente a 1,2% cuando se excluyen hurones estepas).

Los Hurones domésticos muestran una tasa de absceso del 13,4%, muy por encima de las tasas observadas para el grupo turón silvestre, incluso si es sesgada. En el grupo del turón salvaje, los abscesos tienden a ser pequeños, localizados, y se asocia con la fracturas mandibulares o dentales. Esto probablemente se deba a que mueran de malnutrición antes de que los abscesos se extiendan. Los hurones domésticos, por otro lado, tienen comida y agua disponible y pueden sobrevivir mucho más tiempo, lo que le permite a los abscesos propagarse y potencialmente amenazar la vida desde un punto de vista médico.

Desgaste Dental y abrasión

Dientes16.jpg


El Desgaste dental es la pérdida de material de los dientes debido al contacto oclusal diente con diente. Es un proceso que ocurre a lo largo de toda la vida y se inicia con la erupción de la corona del diente a través de la encía.

La abrasión es la pérdida de material dental que no es causado por el desgaste oclusal normal y puede ocurrir en cualquier superficie del diente.

Dientes17.jpg

En los hurones, la abrasión es normalmente causada por morder la jaula, la masticación inadecuada de tejidos (juguetes, ropa de cama, toallas), grano en la dieta, o materia vegetal. El desgaste de la masticación de alimentos es comúnmente considerado como el desgaste dental. Sin embargo, si el desgaste excede significativamente la tasa que se encuentra en una población aleatoria salvaje, que consumen una dieta evolutiva (dieta natural), debe ser considerado patológico.

Cambios significativos de desgaste se han documentado en hurones alimentados con una dieta seca granulada, con exclusivo aplanamiento de los dientes de la mandíbula, y desgaste en diferentes lugares en comparación con los hurones que consumen una dieta salvaje. En este estudio, se encontró desgaste dental demostrable en el 88,3% de los hurones domésticos, pero sólo el 5,7% de los turones.

Esto responde claramente a la condición establecida anteriormente como patológica, y la explicación más simple para esto es la dieta.

El papel del Pienso en los diente

  • Desgaste: hipercarnívoros
Dientes18.jpg

Los Turones y hurones son primariamente carnívoros estrictos que han desarrollado una dieta especializada para ser hipercarnívoros (toman más del 70% de carne en su dieta). Esto se refleja en su dentadura por la exageración de las muelas carniceras y por la disminución y cambios en la función de la dientes molariformes.

Hay una pérdida de la función de molienda en los molares, y no es raro encontrar que el segundo molar tiene solamente la oclusión parcial o ninguna con la dentición maxilar, y en muchos casos, no entra en contacto real con el primer molar superior. Estos dientes, situados en la parte posterior de la mandíbula donde el movimiento de palanca y la fuerza muscular son mayores, probablemente servirán para romper huesos y caparazones de insectos, en lugar de moler la comida.

Otra adaptación, la superposición de la arcada mandibular (cómo encaja el maxilar inferior y el superior) impide el movimiento lateral de los maxilares, y por lo tanto la molienda necesaria para el proceso de materiales vegetales y alimentos abrasivos, pero permite el movimiento dorso-ventral necesario para que los dientes posteriores y muelas carniceras realicen el movimiento de cizalla necesario para los alimentos con tejidos.

Una exagerada articulación temporo/mandibular bloquea la mandíbula en el cráneo evitando la pérdida de la fuerza de mordida durante la depredación y la prestación posterior de la carcasa en fragmentos que el hurón pueda tragar. Además, los caninos y molares maxilares están alineados en el arcos, una adaptación común de los carnívoros que fortalece el cráneo sin añadir más hueso. La biomecánica de estas adaptaciones son marcadamente diferentes de los de los herbívoros. Es probable que el paso de una dieta de presa entera a una integrada por croquetas secas tenga un impacto perjudicial sobre la función de las adaptaciones específicas dentales del hurón.


Dientes19.jpg

Las croquetas de pienso son crujientes y abrasivas, el cual es un argumento de venta en los esfuerzos para reducir el cálculo dental, pero que pueden provocar cambios estructurales en el diente y el soporte óseo subyacente, y en última instancia fracturas y la pérdida de dientes.



  • Desgaste: Ley de superficie

Si las croquetas están desgastando los dientes de los hurones, ¿por qué no es tan notable en gatos o perros, los cuales han consumido pienso durante décadas? La ley de superficie gobierna la relación entre el área superficial y el volumen, y puede ser un factor importante en la comprensión de las diferencias en el desgaste dental entre animales de diferentes tamaños. Al comparar los molares entre los carnívoros, tales como el perro, gato, hurón, la obvia diferencia es el tamaño.

Dientes20.jpg

A medida que un diente aumenta de tamaño, el volumen interior aumenta proporcionalmente, disminuyendo la relación del área superficie / volumen.

La aplicación de la Ley de superficie al desgaste dental permite cierto grado de previsibilidad de tasa de desgaste. Si una croqueta de pienso tiene una tasa de desgaste de material dental de un centímetro dentro de un período de tiempo, entonces tanto el molar del gato como el del hurón perderá un centímetro durante ese período de tiempo, asumiendo que se ha consumido la misma cantidad de pienso durante ese tiempo. Sin embargo, debido a la diferencia en el volumen interior, los pequeños dientes del hurón ( afilados como cuchillas) se desgastan proporcionalmente más rápido que los dientes más grandes, más voluminosos de un gato.


Curiosamente, las tasas de desgaste pueden ser notablemente diferentes entre el maxilar superior y el maxilar inferior. La Dentición del maxilar superior es mayor que la dentición del maxilar inferior, por lo cual la tasa de desgaste, varía de acuerdo a la ley de superficie. También, en la masticación, el maxilar superior es retenido mientras que los movimientos mandibulares de la arcada inferior aumentan la tasa a la abrasión de la dentición del maxilar inferior. Además, algunos hurones están a favor de masticar en áreas específicas de la boca, desgastando unas hileras de dientes más que otras.

Resumen y conclusiones

El cambio de una dieta de presa entera a una dieta moderna de croquetas de pienso ha tenido un profundo impacto en la salud dental de los hurones domésticos.

Los problemas pueden ser divididos en dos categorías:

  • La formación del cálculo dental y posterior relación con enfermedades .
  • El desgaste dental acelerado y sus consecuencias.

Estos problemas no son incompatibles, sino que requieren diferentes soluciones. Los veterinarios deben ser conscientes de la prevalencia de las enfermedades dentales en hurones y ajustar sus exámenes en consecuencia. Los hurones con mal aliento, hinchazón facial, dientes flojos y sangrado o edema de encías, deben hacerse radiografías dentales para comprobar si hay abscesos, dientes dañados, y pérdida ósea. Los veterinarios también deben guiar y educar a los dueños de hurones en las buenas prácticas de salud bucal.

Para eliminar y minimizar la formación de sarro en hurones, que no están consumiendo una dieta completa de presa, se debe realizar el cepillado regular de dientes con una pasta dental no fluorada, inspecciones dentales periódicas, revisión de encías y la limpieza dental por el veterinario, esto sería lo recomendable. En el mercado hay disponibles premios masticables como gelatina o palitos comestibles, estos podrían ayudar a reducir cálculo dental, estimular las encías y satisfacer la necesidad de masticar.

El entorno en cautividad puede ser modificado para prevenir el daño dental en hurones que muerden la jaula o mastican telas. El alambre de la jaula puede ser reemplazado o cubierto, los materiales de tela retirados y sustituidos con ropa de cama de papel picado o heno.

Modificaciones en el pienso para suavizar su impacto en los dientes se deben lograr a nivel de su fabricación, hasta entonces las croquetas de pienso se pueden suavizar con caldo de pollo o agua para disminuir su abrasividad. Ya que una dieta más suave puede aumentar la tasa de depósito del cálculo dental, se debe hacer énfasis en el cepillado de dientes simultáneamente a esta recomendación.

Es necesaria una mayor investigación sobre el impacto de la enfermedad periodontal en la salud hurón, incluyendo su participación en otras enfermedades de los órganos.


Traducción del artículo: The Impact of Diet on the Dentition of the Domesticated Ferret

Robert R. Church, B. Archaeology, B. Zoology

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar