FANDOM


Belyaev foxes

Generalmente el zorro común es una criatura esquiva, astuta, de mordisco rápido cuando se siente acorralado y casi imposible de domesticar.

Esto no es sorprendente teniendo en cuenta que los zorros durante eones han sido cazados por deporte, atrapados por su piel, y por lo general difamados por los seres humanos, sobre todo por los que tienen gallineros.

Pero debido a la presión selectiva, impuesta por experimentadores, durante un período de 40 años, una nueva e inimaginable raza de zorro ha evolucionado, una raza que gimotea por la atención de los seres humanos sin ningún condicionamiento previo, lame las caras de sus amos, e incluso comienza a ser algo como un perro doméstico.

Es como si por un acto de los seres humanos hubiesen transformado a una criatura innatamente hostil en un amigo.

En un experimento a largo plazo en una granja de pieles de Siberia, los genetistas han creado esta nueva versión del Vulpes vulpes, el zorro común, al permitir que sólo los animales más amigables de cada generación puedan reproducirse. Después de haber seleccionado sólo los más domesticables de unos 45.000 zorros de más de 35 generaciones, los científicos han comprimido en apenas 40 años un proceso evolutivo que tomó miles de años para transformar los lobos ancestrales en perros domésticos.

El propósito original de la cría era crear una raza más “manejable” que los animales salvajes, que se resistían cuando se iban a sacrificar. Pero con el tiempo, los genetistas vieron que los cambios trascendentales que observaron en la estructura física y neurológica de los zorros merecía un estudio científico. Los científicos aparentemente también sufrieron cambios. Se establecieron lazos entre los zorros mansos y sus guardianes humanos, y el personal de la granja de pieles está tratando de encontrar la manera de salvar a los animales de una masacre.

Para mantener las influencias ambientales al mínimo, ninguno de los zorros en el experimento de Siberia recibió ningún entrenamiento, y sus contactos con los seres humanos se limitaron a pruebas de comportamiento breves.

El director del experimento es el Dr. Lyudmila N. Trut del Instituto de Citología y Genética del Departamento de Siberia de la Academia Rusa de Ciencias en Novosibirsk informó en un artículo que la cría selectiva para crear animales genéticamente dóciles había dado lugar a una raza de zorros ultra mansos que eran buenas mascotas para casa tan devotos como perros, pero independientes como los gatos, capaces de formar arraigados vínculos de pareja con seres humanos”

La cría selectiva de animales de granja, para mejorar comercialmente caracteres útiles, es tan antigua como la historia de la humanidad. Pero una consecuencia sorprendente del programa ruso era que los zorros se criaban para fortalecer un sólo rasgo de comportamiento, la manejabilidad y dio lugar a una amplia variedad de cambios físicos, aparentemente sin relación.

Un artículo del Dr. Trut discute estos cambios (traducido del ruso), fue publicado en la edición actual de la revista American Scientist, la revista de Sigma Xi, una sociedad de investigación científica.

Dr. Trut escribió que debido a la cría de los animales más mansos, por cada uno de alrededor de 35 generaciones sucesivas, la descendencia final, fue no sólo la doma desde cachorro, si no también que se veía diferente de sus antepasados salvajes.

  • El patrón normal del manto de color de pelo cambió notablemente en la población de zorros domesticados genéticamente, apareciendo manchas blancas irregulares en algunos animales.
  • Los zorros mansos a veces desarrollaron orejas caídas en lugar de las rectas de los zorros salvajes.
  • Los zorros domesticados generalmente tenían las piernas y la cola más cortas, además que la cola solía estar enroscada en vez de recta y horizontal como en los zorros salvajes.
  • Por otra parte, los rostros de adultos zorros (mansos) llegaron a verse menos maduros que los rostros de los adultos salvajes
  • Muchos de los animales experimentales desarrollaron características similares a las del perro informó el Dr. Trut. Aunque no hubo presión selectiva en relación al tamaño y forma en la cría de los animales, los cráneos de los zorros domesticados tendían a ser más estrecha con hocicos más cortos que los de los zorros salvajes.
  • Incluso los ciclos reproductivos cambiaron en los zorros criados para ser dóciles; los zorros salvajes son receptivos a las relaciones sexuales sólo una vez al año, pero algunas de las hembras dóciles se volvieron receptivas con más frecuencia.
  • La domesticación también afectó al parecer a los genes que controlan el calendario de desarrollo fisiológico. Por ejemplo, los cachorros de zorro genéticamente domesticados abren los ojos más pronto después del nacimiento que lo hacen los zorros plateados ordinarios, y muestran una respuesta de miedo a estímulos desconocidos alrededor de tres semanas después que sus contrapartes salvajes.
  • A través de generaciones sucesivas e incrementándose la docilidad congénita, Dr. Trut escribió: el equipo ruso midió una disminución constante de la capacidad productora de hormonas de las glándulas suprarrenales de los zorros. Las Hormonas suprarrenales son las responsables de preparar un animal para luchar o huir.
  • Incluso la química del cerebro de los animales domesticados difiere de la de sus antepasados salvajes; después de 12 generaciones de cría selectiva, el Dr. Trut informó que los cerebros de los animales del ensayo contenían niveles significativamente más altos de serotonina que sus antepasados. La serotonina, un neurotransmisor, está íntimamente involucrado en el estado psicológico de un animal.

Dr. F. Darcy Morey, un antropólogo de la Universidad de Kansas, que ha estudiado los cambios físicos a los que los lobos ancestrales se sometieron a medida que evolucionaron en los perros domesticados, dijo que el informe del Dr. Trut pone de relieve la complejidad de los rasgos genéticos aparentemente simples. Está claro , dijo en una entrevista, la relación entre la modificación de la neurología de un animal y su equilibrio bioquímico está todo entrelazado con otros aspectos de la fisiología.

La domesticación, con todos los cambios fisiológicos que trae, no se ha limitado a la familia del perro, dijo. Los seres humanos más o menos se han domesticado a sí mismos , dijo el Dr. Morey. Por supuesto, no somos tan dóciles como nos gustaría creer.

El experimento de cría de Rusia comenzó en 1959 bajo la dirección de un genetista, el Dr. K. Dmitry Belyaev, que comenzó con una población de 30 zorros machos y 100 hembras de una granja de pieles en Estonia. De la descendencia de estos animales y de cada generación sucesiva, el equipo del Dr. Belyaev separó selectivamente alrededor del 5 por ciento de los animales más mansos para su posterior reproducción. Dr. Belyaev murió hace 14 años, pero su experimento ha continuado.

En la naturaleza, el proceso de domesticación es larga y compleja.

Las respuestas de comportamiento, Dr. Trut escribió, están regulados por un delicado equilibrio entre los neurotransmisores y hormonas a nivel de todo el organismo. Incluso leves alteraciones en los genes reguladores pueden dar lugar a una amplia red de cambios en los procesos de desarrollo que gobiernan. El cambio de un sistema complejo de genes (o un poligen) por la cría selectiva de algún rasgo como docilidad no es necesariamente beneficioso, dijo. Incluso una ligera alteración de un poligen como la presunta conducta de la docilidad podría alterar el equilibrio genético en algunos animales, haciendo que se muestran nuevos rasgos inusuales, la mayoría de ellos perjudiciales para el zorro, Dr. Trut.

A través de la cría selectiva para mejorar la docilidad de 45.000 zorros en los últimos 40 años, dijo el Dr. Trut , hemos comprimido en unas pocas décadas un proceso antiguo que originalmente se desarrolló a través de miles de años.

Ante nuestros ojos, la 'Bestia' se ha convertido en 'Bella', así como el comportamiento agresivo de los progenitores salvajes de nuestro rebaño ha desaparecido por completo , dijo.

Dr. Trut concluyó su ponencia con una predicción de que el experimento de cría “docilidad” probablemente tendría que terminar pronto; el año pasado no había dinero en el presupuesto de Rusia para pagar a los científicos o incluso alimentar a los zorros, la mayoría de los cuales fueron sacrificados.

Recientemente hemos vendido algunos de nuestros zorros a los criadores de piel escandinavos que han sido presionados por los grupos de derechos de los animales para desarrollar animales que no sufran estrés en cautiverio, , escribió. Nosotros también planeamos comercializar crías como mascotas, una aventura comercial que podría conducir a algunos interesantes, aunque informales, experimentos en sí mismos.


Traducción a partir del artículo original del New York Times

By MALCOLM W. BROWNE

Published: March 30, 1999 http://www.nytimes.com/1999/03/30/science/new-breed-of-fox-as-tame-as-a-pussycat.html

Enlaces relacionados de interés: http://janiczakc.weebly.com/the-experiment.html http://www.floridalupine.org/publications/PDF/trut-fox-study.pdf

Vídeo sobre los experimentos con zorros de Dmitry Belyaev

Dmitry Belyaev and Fox Experiments04:44

Dmitry Belyaev and Fox Experiments

Transcripción:

Realmente creo que he hecho experimentos que fueron uno de los más significativos experimentos en la evolución que tuvieron lugar en el siglo 20 y esto afectó a mi vida y mi forma de pensar de muchas maneras

Los experimentos empezaron en 1950 en una fábrica de zorros en Siberia. Los zorros eran criados por sus pieles, pero eran animales salvajes para manejar y a menudo estresados para criar.

Dmitry K. Belyaev, genetista, fue llevado allí para ver si podía desarrollar zorros más fáciles de mantener

Comenzó su experimento criando zorros con temperamento menos nervioso. Seleccionó los zorros con un simple método, extendía una mano enguantada dentro de la jaula del animal. Los zorros que atacaban mordiendo el guante fueron excluídos de la cría, pero aquellos que se mostraron tolerantes o curiosos fueron apareados. En efecto, Belyaev fue seleccionando los zorros por su instinto de huida. La consecuencia del resultado fue asombrosa.

La nueva generación de zorros fueron transformados, no sólo en comportamiento si no también en apariencia. Sólo en 10 años los zorros seleccionados mostraron nuevas variedades en su color. Algunos nacieron con patrones en el pelaje o negros con manchas blancas, sus orejas se volvieron caídas, empezaron a emitir ladridos y se volvieron altamente juguetones incluso en la forma adulta y ya no tenían miedo de la gente. Algunos de los zorros incluso empezaron a responder por sus nombres

Belyaev se tropezó en su descubrimiento que la selección por la cualidad de la docilidad en sí misma podía desencadenar una cascada de otros cambios.

Nosotros todavía podemos ver evidencias de este salto/cambio significativo en el mismo centro de Investigación hoy en día.

Después de ese punto empezamos a creer que lo que Darwin dijo : la naturaleza no va a saltos, las cosas no ocurren rápido, ocurren gradualmente. Nos dimos cuenta que estaba equivocado, las cosas ocurren a saltos y algunas veces a grandes saltos, ocurren cosas que no esperarías. Estamos lidiando con una estructura subyacente, cuando estamos lidiando con docilidad, con un conjunto de genes que están produciendo una respuesta característica.

No es una coincidencia que muchos de los animales fueran negros y blancos. Cuando el equipo hizo la selección esto impactó en el aspecto de los animales. Los científicos han determinado que la adrenalina, la hormona responsable de la lucha o pelea y la melanina, el pigmento de la piel y el pelaje, están químicamente conectadas, así que cambian juntas. Así como también lo están los neurotransmisores de la dopamina y adrenalina que controlan el comportamiento. Afecta a un sistema y se crea un efecto dominó desde el color al comportamiento Los lobos carroñeros debieron sufrir una trasnformación similar.

Cuando empecé el experimento, nuestra forma de pensar sobre los perros cambió. Y la gente empezó a decir: Por qué la gente seleccionó perros por tener este color de pelo o ese otro color? Y por qué la gente eligió perros para que ladraran? Y entonces de repente me di cuenta que eran preguntas tontas porque esas cosas se obtienen buscando la docilidad.

Belyaed había creado zorros que parecían y se comportaban como perros. Sus experimentos sugirieron que la transformación de los lobos salvajes a perros, podría haber ocurrido en un parpadeo desde el punto de vista evolutivo.

El escenario fue preparado para el desarrollo del perro hacia la enorme variedad que tenemos hoy en día.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar